Los emails rebotados son aquellos que no pudieron entregarse. Esto se debe a algún problema en la casilla que debía recibirlo, para lo cual hay dos clasificaciones posibles.

Rebotes Soft (blandos)

Este tipo de rebote se debe a algún problema temporal. Por ejemplo, el servidor que debía recibir el email no está en línea.
Se volverá a enviar a estas direcciones en las próximas dos campañas, pero si al tercer intento no se logra entregar el email, automáticamente pasará ser un rebote hard y no volverá a recibir campañas.

Rebotes Hard (duros)

El email no pudo ser entregado debido a que la casilla no existe o está desactivada. No se volverá a enviar un email a estas direcciones.  

¿Qué más puedo hacer?
Una vez enviadas las campañas puedes acceder a los reportes, donde podrás ver toda la información que se genera con la actividad de los contactos.
En este artículo te contamos de qué se trata.

¿Encontró su respuesta?